La importancia del Branding para potenciar una marca

La importancia del Branding para potenciar una marca

Conquistar la mente y el corazón del consumidor. En pocas palabras se define el objetivo del Branding. En el marketing digital se tocan muchas áreas de impacto, desde posicionamiento SEO o Web, campañas de Social Ads o email marketing. Es una de las estrategias clave para que una marca triunfe. Pero no solo esta acción es importante para conseguir el objetivo final.

Primero, hay que trabajar con la base que va a definir a una empresa; construir la marca y decidir su imagen, su logotipo, sus colores corporativos o su nombre. De ello se encarga el branding; también conocido como gestión de marca. Se define como un conjunto de acciones mediante el cual se planifican todos los procesos comunicaciones, gráficos y de posicionamiento que se van a llevar a cabo. Se concretan los valores o el propósito de la marca, con el fin de crear conexiones con el público e influir en su decisión de compra.

“La imagen corporativa es nuestra embajadora visual, puede comunicar cosas sobre nosotros cuando no estamos presentes”.Ruben G. Castro

¿Por qué es tan importante el Branding?

Diferenciarse de la competencia es fundamental para que el valor de una marca aumente y sea notable. El Branding se centra en esto; en extender la marca en el mercado y posicionarla positivamente en la mente de los clientes. Pero una marca es mucho más que un nombre, un logotipo o una identidad visual. Es el valor que le de tanto la empresa como los consumidores. Son un conjunto de experiencias y sentimientos que viven los clientes a partir de los productos o servicios que esta ofrece.

Actualmente, entre las empresas es cada vez más difícil diferenciarse. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado y, según incrementa la demanda, la oferta es más amplia y más similar; lo que dificulta la distinción en el mercado. La clave para ello está en el branding, en el poder de la marca como elemento diferencial para aumentar su relevancia y mejorar su visibilidad y su reputación. Esto, se ve reflejado en la parte intangible de la empresa; es decir, en su valor, su credibilidad y su singularidad.

Esta estrategia lleva empleándose desde hace algún tiempo en las marcas más grandes del mundo. Un ejemplo básico es relacionar “Just do it” con Nike o la felicidad con Coca-Cola. O, llevado al terreno nacional, ¿Quién no vincula a Mercadona con su pegadiza melodía? El branding asegura que un negocio crezca de una manera segura, duradera e inteligente, pero siempre centrada en los valores de la marca y en cómo quiere ser percibida por los consumidores.

¿Cómo implantar el Branding en una estrategia de marketing digital?

El Branding y el Marketing Digital van de la mano para alcanzar un objetivo común. Este no es más que posicionar la marca en el mercado y hacer que los productos o servicios que vendan destaquen sobre los de la competencia. Mientras el Marketing se encarga de visibilizar un producto a través de un plan, el Branding se ocupa de hacerlo bonito y convencer al cliente para captar sus preferencias.

Para poder llevar todo esto a cabo, es necesario crear una estrategia que ayude a la empresa a alcanzar el éxito.

  • Estudio de mercado y de negocio: antes de empezar, es primordial hacer una auditoria del negocio para conocer de dónde parte y hacia dónde quiere llegar. Además, realizando un estudio de mercado la empresa es capaz de analizar a la competencia para saber qué estrategia llevan a cabo y cuáles son sus puntos débiles.
  • Definir el valor de la marca y el público objetivo: los datos del primer estudio ayudarán a definir los valores, la misión, el alcance, el target al que quiere llegar y lo que les va a ofrecer. Estos conceptos harán que una marca destaque por su exclusividad, su calidad o por un aspecto que la diferencie del resto.
  • Trabajar la identidad: sin duda, dotarse de personalidad única y diferenciada es fundamental. Para ello, es momento de establecer un naming, crear y diseñar un logo, un slogan, una tipografía y definir los colores corporativos de la marca.
  • Fijar un storytelling: una vez completados los pasos anteriores, la empresa debe establecer una narrativa o un storytelling, es decir, determinar de qué manera se va a dirigir a la audiencia. Además, deberá aplicarlo a cualquier estrategia y acción que lleve a cabo; como por ejemplo en una estrategia de marketing digital o la comunicación por redes sociales.
  • Seleccionar los canales de comunicación: por último, hay que escoger lo canales de comunicación que va a emplear la empresa para hacer llegar el mensaje a sus consumidores. Estos dependerán del público objetivo y de su manera de actuar.

A lo largo de los años, el Branding ha evolucionado y ha ido más allá de los logotipos o manuales de estilo. Actualmente, las marcas no hacen más que adaptarse al momento. Teniendo en cuenta todos los cambios sociales y culturales que estamos experimentando en el presente, y que sufriremos en el futuro, para que una marca perdure en el tiempo habrá que emplear correctamente aspectos como la identidad de la empresa para que, junto al plan de marketing, se consiga llegar al público objetivo.

Pero en Vacolba, ya estamos tomando estas medidas. Nos centramos en construir una estrategia digital que incremente el valor de nuestros clientes y lo conecte con su audiencia. Gracias a estrategias de SEM, SEO Y Social Ads, visibilizamos sus productos o su marca ven el mercado y optimamos al máximo las campañas para garantizar el éxito de los objetivos marcados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.