Smart TV, la nueva puerta de entrada para las ciberamenazas

Smart TV, la nueva puerta de entrada para las ciberamenazas

Ya sea en los hogares o en las empresas corporativas, la presencia de las Smart TV ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Aunque no nos demos cuenta, cada vez más objetos cotidianos son capaces de, no solo conectarse a Internet sino también entre sí. Es el conocido Internet de las Cosas (IoT). Pero, aunque pueda suponer un gran avance tecnológico, que un dispositivo esté conectado a la red puede conllevar varios riesgos; como por ejemplos las ciberamenazas.

 

Incorporar la digitalización en elementos de nuestro día a día es algo que ya se realiza desde hace unos años. No solo en las televisiones, sino también los famosos robots de limpieza o de cocina, asistentes de voz, sensores de movimiento o alarmas. La Inteligencia Artificial no hace más que sorprendernos, pues se está implantando en componentes que hace unos años no veíamos posible como en electrodomésticos o vehículos. Aunque también se incorpora en herramientas industriales muy sofisticadas.

 

La IoT se ha convertido en una de las tecnologías más importantes de nuestro siglo. Los datos hablar por si solos ya que, en la actualidad, hay más de 35 millones de dispositivos conectados. Y aunque pueda llegar a parecer una gran cantidad, los expertos prevén que en 2025 la cifra ascienda a 75 millones.

 

Si bien este avance supone una mejora en la vida diaria de la sociedad, puede llegar a desencadenar una serie de problemas relacionados con la falta de protección o robo de datos. La conocida compañía de ciberseguridad Check Point señaló que los hackers han puesto el ojo en un nuevo dispositivo; las Smart TV. Estos televisores inteligentes manejan una gran cantidad de datos sensibles. Puede llegar a recoger información sobre las preferencias y actividad de los usuarios; lo cual les ofrece una visión completa de la vida de las personas que usan esa televisión y utilizarla con fines ilícitos.

 

Este hecho experimenta un grave inconveniente para muchas familias en todo el mundo, ya que más de 1.740 millones de hogares tienen al menos una televisión en su domicilio. El acceso a contenidos online, sobre todo a plataformas de streaming, ha propiciado que muchos compradores se decanten por las Smart TV. Pero el aumento de sus funcionalidades hace que manejen un mayor número de datos personales. Al igual que ocurre con los smartphones, estos dispositivos se están convirtiendo en un objetivo recurrente para muchos cibercriminales, debido a que se convierte en una puerta de entrada a la red wifi.

 

¿Qué ciberataques puede sufrir una Smart TV?

  1. Dispositivos desprotegidos: Si una televisión inteligente no está debidamente protegida, los hackers tendrán vía libre para obtener y acumular todo tipo de información que les interese. Esto se puede evitar actualizando el sofware y las apps instaladas en el dispositivo, pues este se vuelve menos vulnerables a ser atacados.

 

  1. Robo de datos: muchos de los usuarios que tienen una Smart TV en su hogar lo usan para ver contenidos de entretenimiento en streaming. Para poder acceder a ellas, es necesario introducir credenciales, lo que supone un gran riesgo teniendo en cuenta la falta de protección que tienen. Además, la amenaza se agrava si la persona usa la misma contraseña para distintos servicios. Por este motivo, se recomienda usar claves distintas.

 

  1. Acceso al resto de la red: como se ha mencionado anteriormente, las televisiones han sido de los últimos dispositivos que se han conectado a Internet. Su baja protección hace que los usuarios tengan acceso a la red que está conectada. A consecuencia de esto, los ciberatacantes podrían aprovechar este acceso para comprometer la seguridad de otros elementos conectados a la misma red como ordenadores o smartphones.

 

  1. Minado de criptomonedas: este año, las criptomonedas y el blockchain se han convertido en conceptos en tendencia. A pesar de ser un riesgo poco común, el hecho de que, cada vez, los televisores incorporen procesadores más potentes, hace que los hackers aprovechen la oportunidad para instalar un software malicioso de minado de criptomonedas sin que los usuarios sean conscientes de ello. Y esto ya ha sucedido en nuestro país y ha afectado a un 12,74% de las empresas españolas.

 

  1. Ciberespionaje: la conectividad y las funcionalidades que ofrece, hace que las Smart TV tengan muchas aplicaciones y beneficios. Pero, a través del micrófono o de una cámara incorporada, son capaces de extraer datos sensibles y privados de cada usuario.

 

Para que esto no ocurra, en Vacolba vamos a daros una serie de recomendaciones; como por ejemplo cambiar la configuración de la televisión y la privacidad. Además, es importante comprobar, regularmente, si existen actualizaciones nuevas en el software, y en caso de haberlas, instalarlas inmediatamente. Por último, se aconseja utilizar contraseñas robustas y únicas para dificultar el acceso a personas no autorizadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.