Nativos digitales, educación a distancia

Nativos digitales, educación a distancia

La digitalización en el sector de la educación ya está aquí. La llegada de la pandemia ha acelerado lo que ya era inminente, y necesario, en nuestro país, la llegada de la educación a distancia. La tecnología también se ha acercado a modelos más tradicionales, como el actual modelo educativo, y ha impuesto una actualización inmediata. Su irrupción ha supuesto un gran cambio en el aprendizaje y en la enseñanza de muchos de los niños de nuestro país. Las aulas, los pupitres o la pizarra se han echado a un lado y han dado paso a las nuevas tecnologías.

Hace unos años no nos hubiéramos llegado a replantear que fuera posible dar y recibir clases desde casa. Una educación a distancia que revolucionó todo un país en cuestión de meses, pero que ha llegado para quedarse. Actualmente, son muchas más las personas que optan por hacer cursos en línea o clases virtuales, y esto se ha vuelto una tarea diaria para muchos niños y niñas de España.

Con el riesgo a contagiarse de Covid-19 y la necesidad de mantener la distancia social, cada vez más padres optan por cambiar actividades presenciales por online, y entre ellas se encuentra la educación. Es sorprendente que, según un estudio realizado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), desde el año 2000, el número de niños que reciben una educación a distancia se ha incrementado en un 900% a nivel global, debido al uso de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, esta medida, impuesta debido a la pandemia, puso en manifiesto que la digitalización en este sector era algo necesario, imprescindible y, que, hasta el momento, no estaba del todo desarrollado. Mostró las carencias tecnológicas que sufrían muchas familias en España. Pues, el año pasado, el número de estudiantes y niños que adquirieron su primer producto digital, es decir, ordenador, smartphone o tablet, aumentó un 144%.

Este dato expuso las grandes diferencias tecnológicas existentes en nuestro país y los grandes retos a los que se enfrentaba la tecnología en ese momento, romper con la brecha digital. Aunque fuera uno de los grandes desafíos a los que se enfrentaban las instituciones educativas y la sociedad en general, pasado los dos años de pandemia, es algo que no se ha conseguido del todo.

La educación a distancia es uno de los temas más tratados en la actualidad y, en esta, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs) juegan un papel muy eficiente y primordial en el aprendizaje de los estudiantes. Gracias a los constantes avances tecnológicos y a las nuevas formas de comunicar, crear y compartir conocimiento, se ha dado paso a la incorporación de nuevas maneras de entender la educación.

Resulta asombroso que, existiendo tanta tecnología para hacer posible la educación a distancia, el sector educativo no tuviera implementadas, con anterioridad, herramientas que hubieran hecho mucho más sencillo el paso de las clases presenciales a online.

Y, aunque muchas familias creyeron, y siguen creyendo, que este nuevo modelo de educación tiene una calidad más baja que el presencial o que sus hijos no van a saber adaptarse a este cambio, son estos últimos los que han demostrado estar más activos en la tecnología. Actualmente, los niños nacen rodeados de móviles y ordenadores, es decir, de pantallas. Ahora nos afrontamos a una generación muy avanzada digitalmente, los conocidos como nativos digitales.

Este grupo ha sabido adaptarse de una manera sencilla a la educación a distancia, mucho más de lo que podrían haberlo hecho sus padres o sus propios profesores. Y, todo ello de una, forma totalmente improvisada. Gracias al uso cotidiano de las plataformas digitales han desarrollado una capacidad de aprendizaje muy visual.

La tecnología aplicada a la educación aporta grandes ventajas, no solo al propio modelo educativo, sino también al bienestar de los alumnos. Al tratarse de clases online, es mucho más flexible y autodidacta, puede suceder en cualquier momento y en cualquier lugar, las 24 horas al día.  Además, cambia la manera de enseñar y, con ello, el modelo educativo, desarrollándose de una manera más proactiva e interactiva por parte del usuario.

Pero, en comparación con el resto de Europa, sobre todo los países nórdicos, en España aún estamos a la cola de la digitalización en educación. Aún estamos a tiempo de cambiarlo porque, probablemente en un futuro, se convierta en el modelo educativo instaurado en muchos países del mundo.

2 comentarios en «Nativos digitales, educación a distancia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.